Y ganó Trump.

Y ganó Trump.

Si lo masculino (ellos) es igual que lo masculino (ellos) más lo femenino (ellas), entonces lo femenino (ellas) equivale a cero.

Fórmula explicada por Jesús Ibáñez en mis tiempos de Facultad –

En el seminario Lo Personal es Político…

… Ellas dijeron que les sigue pesando en sus vidas y en su sexualidad ser vistas, tratadas o consideradas como un mero objeto. Es un modo de reducir, acallar, estereotipar todo lo que sienten, crean, viven, muestran. Por no hablar de la violencia que ello genera.

… Ellos dijeron que, en ocasiones, les resulta divertido ser tratados como meros objetos de deseo sexual.

… Una dijo que teniendo existencia simbólica, siendo parte de un contexto donde se reconoce lo que los hombres son y hacen como ‘lo normal’, convertirse por un rato en objetos es solo un juego.  Nada que ver con una parte muy significativa de la experiencia femenina.

… Otra comentó que se imagina que determinados hombres (como pueden ser, por ejemplo, transexuales, gaya, negros o pobres), en contextos de cosificación extrema, viven este juego de un modo muy distinto a como lo viven los hombres ‘no cosificados’, también de como lo viven las mujeres en general y las transexuales, lesbianas, negras, pobres… en particular.

En fin, mucha complejidad para seguir indagando sobre las triquiñuelas del poder y para seguir entendiendo cómo y dónde se juega nuestra libertad.

Y ganó Donald Trump. Parece que esa mirada que reduce la existencia y la experiencia femenina, y no solo femenina, a un mero objeto de uso y de abuso tiene más fuerza y arraigo de lo que (se) suponía.

¡Malos tiempos! ¡Mucha necesidad de palabras y de prácticas que den luz, fuerza simbólica y extensión a ese otro mundo que coexiste con el horror!

Foto del post: Graciela Hernández.

2 Comments

  1. No me queda claro del todo… Ya me gustaría… Aunque la verdad hace tanto que hay tanto que no entiendo. Entré en tu blog, con la esperanza de encontrar una lucecita. La cuestión es que creo que Hillary no ganó, por muchos motivos… claro, entre otros, acaso el principal, por ser mujer. Es complejo… Pero intuyo que hubo algo más. Gracias en todo caso, por comentarlo.

    Reply
    • Gloria, yo no pretendía explicar por qué Hillary no tuvo el apoyo suficiente. Solo se que a mi me hubiera costado votarla y no precisamente por ser mujer. Lo que quise subrayar es el apoyo a un señor que no esconde su machismo y su falta total de empatia. Gracias por pasarte por aquí. Besos.

      Reply

Escribe un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

78 − 71 =