¡Os deseo un 2016 luminoso!

¡Os deseo un 2016 luminoso!

En este principio de 2016 he revisitado ‘Hacia un saber sobre el alma’ de María Zambrano y, al hacerlo, me he reencontrado con estas palabras que tocan de lleno el sentido que procuro dar, día a día, a Singulares. ‘La pasión sola ahuyenta a la verdad, que es susceptible y ágil para evadirse de sus zarpas. La sola razón no acierta a sorprender la caza. Pero pasión y razón unidas, la razón disparándose con ímpetu apasionado para frenar en el punto justo, puede recoger sin menoscabo a la verdad desnuda.’ Con esta cita, os deseo un año luminoso, vitalista, lleno de pepitas de verdad...
¿Cómo escribir?

¿Cómo escribir?

Llevo mucho tiempo sin escribir en este blog. No ha sido por falta de encuentros fructíferos, ni por falta de tiempo (aunque algo de eso ha habido) ni tampoco por falta de ganas. (…) En el grupo Mujeres Singulares charlamos sobre el tiempo… Pero, cómo escribir sobre el tiempo… …cuando has perdido la noción del mismo, …cuando tienes el dato de que tu madre estuvo sola tirada en el suelo y, aunque no sabes bien cuánto tiempo estuvo así, tienes la certeza de que cada segundo fue demasiado, …cuando tu madre de pronto te pregunta ‘quién es tu madre’ y aún no te ha dado tiempo para digerir esa nueva realidad, …cuando, en este proceso, tu madre vuelve a tener una conversación ‘normal’ y no terminas de entender qué significa eso, …cuando las demás tareas se van agolpando y te sorprendes cuando ves que te ha dado tiempo de hacerlas, …cuando el cuerpo está agotado y un minuto de placer te pone en contacto con la eternidad. (…) En el Seminario Lo Personal es Político hablamos sobre la crisis ecológica… Pero, cómo escribir sobre la crisis ecológica… …cuando el tiempo apremia y aún vives la crudeza de esa realidad como si se tratara de una nebulosa, …cuando, a pesar de la cumbre del clima en París, el estado de negación colectiva sigue vigente, …cuando te cuesta sentir y entender tu miedo, tu culpa, tu impotencia, tu rabia y tu pena y, ante tanto sentimiento no aceptado, te abrumas, …cuando necesitas que alguien te de la mano para seguir mirando y los lazos son endebles, …cuando, en este contexto capitalista...
Ya van cuatro…

Ya van cuatro…

Hoy hace cuatro años que Singulares abrió sus puertas y, como pasa con todo lo que está vivo, Singulares es hoy algo diferente a lo que era en septiembre de 2011. Me llama la atención esa tendencia a no percatarnos del movimiento constante de lo vivo hasta tal punto que, de vez en cuando, esta transformación nos coge por sorpresa. Algo así como cuando de pronto nos damos cuenta que alguien ha envejecido o que una criatura pequeña se ha hecho mayor. Este año tomo este aniversario como una invitación a abrir los ojos a lo que este proyecto es hoy para percatarme con mayor nitidez de lo que se quedó atrás y ya no tiene sentido, lo que se ha ido añadiendo y aún no lo he acogido con total entrega, lo que sigue a modo de inercia y ya no tiene fuelle, lo que ha cobrado mayor profundidad y vale la pena seguir mimando, lo que se quedó por el camino y es interesante revisitar. Algo así como cuando ordenamos un armario y descubrimos que hay cosas que ya no nos sirven y que tirándolas o regalándolas o reciclándolas dejamos sitio a otras nuevas, o que no nos acordábamos que teníamos y que valen la pena recuperar, o que cambiándolas de sitio nos resultaría más útil u otras que decidimos guardar en el trastero porque presentimos que nos servirá en otro momento. En fin, con este espíritu de re-visión, ando resituándome ante los diferentes proyectos que tengo entre manos y ante las diferentes personas que los conforman. Es un ejercicio de dejar que la vida siga y...
Tirar del hilo de la paz

Tirar del hilo de la paz

Llevo más de un mes sin escribir en este blog, no porque en Singulares no hayan pasado cosas significativas, sino por todo lo contrario. Ha sido tanto que no he dado abasto para más. En el grupo de Mujeres Singulares hablamos los cambios. De ese encuentro, rescato que mi el miedo al cambio, a menudo, tiene una relación con el miedo a la vida misma, ya que ésta es continuo movimiento. En uno de los cursos sobre la escucha y la comunicación nos escuchamos en relación a nuestra vivencia de la sexualidad. Se me hizo muy evidente, al escuchar lo que ibamos compartiendo, el peso de una educación llena de tópicos, tabúes y miedos que nos limita a la hora de vivir, experimentar, crear, sentir nuestra sexualidad. En otro de los cursos sobre la escucha y la comunicación hablamos sobre nuestra vivencia del tiempo. Una vez más conecté con esa tendencia a posponer lo importante por atender lo urgente. O sea, conecté con mi necesidad de dar menos cabida al ‘hacer por hacer’ para cuidar a lo que realmente me da vida. En uno de los seminarios Lo Personal es Político abordamos el modo en qué transmitimos a niñas y niños nuestro miedo al conflicto. Esto nos permitió entender que el miedo al conflicto no es algo consustancial al ser humano, sino algo profundamente aprendido que tiene graves repercusiones en nuestra forma de vivir y gestionar lo común, ya que el conflicto es inherente a cualquier relación. En el otro de los seminarios Lo Personal es Político hablamos sobre las diversas maneras de ser padre, en las que se...
Año nuevo en Singulares

Año nuevo en Singulares

Como si de un ritual se tratara, el inicio de cada nuevo año me lleva a pensar con más detenimiento que el habitual sobre el sentido de lo que hago y sobre aquello que quiero transformar en mi vida y en mi relación con el mundo. Esta reflexión, cuando no la desvirtúo con una retahíla de propósitos estériles, me ayuda a no caer en la inercia de lo ya conocido ni en la ansiedad del hacer sin ton ni son. O lo que es lo mismo, esta reflexión me facilita ‘estar en lo que estoy’, abrirme a lo nuevo que la vida me trae y me orienta a la hora de crear mi camino junto a otras personas. En ello ando mientras pienso en los diferentes espacios, seminarios y cursos que continuarán o empezarán en Singulares. Con esta pila puesta me reafirmo, una vez más, que el sustento de este proyecto está en el cuidado, atención y presencia que ponemos quiénes formamos parte de él. Esto, a medida que se va dando, posibilita que cada encuentro, curso o seminario sean lugares de vida, intercambio honesto, confianza y aprendizaje con sentido. En fin, en este 2015 nos queda mucho por crear, revisar, sentir, pensar y compartir…. Como ya sabéis, en enero iniciaremos una nueva edición del curso El arte de la escucha y la comunicación. Aún no está claro el día y la hora de la semana en la que se hará, ya que no todas las personas interesadas pueden asistir los miércoles a las seis y media y, por ello, nos estamos poniendo de acuerdo para encontrar el modo...
El sentido de un blog

El sentido de un blog

Una tarde de junio de 2010, Patri me enseñó a crear un blog y esto me permitió dar vida a uno. Fue toda una aventura que terminó a finales de 2013 cuando decidí crear esta web y escribir un libro que voy engendrando poquito a poquito. Traigo aquí esta experiencia porque, aunque ya no escriba en dicho blog, éste sigue disponible para quien quiera acercarse a las reflexiones, experiencias y sensaciones que abordé allí a lo largo de este tiempo. La práctica de escribir un post cada cierto tiempo fue toda una enseñanza para mí. Aprendí a parar y a revisar mis vivencias, pálpitos o pensamientos con más cuidado y atención y a preguntarme sobre los hilos de significado que podría encontrar en todo ello. Este ejercicio, junto al feedback que he ido recibiendo por parte de quienes me leyeron y acompañaron, me ayudó a discernir qué tenía sentido llevar a ese espacio de lo común que es la red, qué quería y podía aportar a los intercambios que allí se producen, cómo participar de lo público sin perder conexión con la propia experiencia y sin que ésta se convierta en mero exhibicionismo. Y así, post a post, tomando en cuenta todas estas preguntas y casi sin darme cuenta, el blog fue ganando en extensión, profundidad e historia. De hecho, cuando lo remiro, encuentro relatos y reflexiones que me sorprenden, me traen recuerdos y me emocionan, pero que ya no son míos, o no son solo míos, sino de quién los lee, los cuestiona y dialoga con ellos. Posteé sobre el tiempo, el cuerpo, la vida, el capitalismo, el...