Un lustro de vida

Un lustro de vida

Hoy hace cinco años que Singulares abrió sus puertas.

Cada uno de sus cumpleaños ha sido un pretexto para mirar con atención lo que tengo entre manos. Reviso, escucho cómo va la cosa, limpio, desecho lo que ya no sirve, doy brillo a lo que sigue teniendo sentido, impulso nuevas propuestas.

Es una práctica que me trae, año tras año, un nuevo inicio.

Una de las cosas que más valoro de estos años ha sido la posibilidad de desgranar junto a otras y a otros cuestiones diversas que me ayudan a vivir mejor y a entender mejor el mundo que me rodea.

Así, por ejemplo, en la última sesión del Seminario Lo Personal es Político hablamos sobre esa fe ciega con la que asumimos determinadas sentencias y que, en nuestro contexto cultural, se nos presentan como dogmas cargados de verdades irrefutables cuando en realidad no lo son tanto. Esto nos llena de una mirada ilusoria que, además de poner un velo a la realidad, nos desarraiga de la misma. .

Una de estas sentencias dice ‘querer es poder’ como si la fuerza del deseo fuera suficiente para cualquier cosa. Es verdad que si no se desea algo es difícil que ese algo cuaje. Ahora bien, cuántos deseos tropiezan con una realidad desfavorable y se hacen añicos.

Otra de estas sentencias dice que ‘todo lo que ocurre tiene un para qué’. O lo que es lo mismo, si algo va mal o no ocurre como estaba previsto es para que aprendamos algo o conozcamos algo o vivamos algo. Consuelo ante la frustración o la desgracia que obvia la vida tal como se nos presenta y su imprevisibilidad, el sinsentido de muchas de las cosas que ocurren y los hilos injustos que manejan nuestro mundo, la génesis de las cosas y nuestra capacidad para dar un sentido propio a cada nueva encrucijada. No es lo mismo aprender de la experiencia para reorientar nuestras vidas con más suelo y sentido que buscar ‘la buena lección’ de cada vivencia como si nuestro destino estuviera escrito de antemano.

Junto a ello, en esa sesión hablamos sobre esa belleza que se nos presenta donde menos se la espera y que a veces, por centrar la mirada en el horror, no le prestamos atención. Parece que nuestra cultura dicotómica hace difícil el arte de acoger la totalidad de la experiencia, con sus sombras y sus luces.

Estas ideas y maneras de encarar lo que nos rodea desarraiga, mete ruido y desorienta a la hora de establecer ese diálogo tan necesario entre deseo y realidad. Diálogo que ha estado en la raíz de este proyecto y que quiero mantenerlo vivo sin embellecer lo que no es bello ni afear lo que sí lo es, sin magnificar ni minimizar mi capacidad de acción, sin dejar de afrontar la realidad tal como se me presenta ni negar ninguna de mis emociones, para que los años que le queden a Singulares sigan siendo de vida fértil.

Gracias a todas las personas que me acompañan en esta aventura desgranando reflexiones y experiencias desde el afán de mantener vivo el deseo sin perder pie en la realidad.

10 Comments

  1. ¡¡Muchas felicidades, Singulares!!
    Celebro los años de un espacio que ha generado tanta vida.
    Enhorabuena, Graciela.

    Reply
    • Tu huella sigue fluyendo en Singulares. Gracias.

      Reply
  2. Hola Graciela:

    Desde el sentimiento de gratitud que me provoca leer tu reflexiones sobre los 5 años de Singulares, tambien alegría de que siga adelante para poder continuar confluyendo personas bellas y nutridoras que hacen que mi realidad y la común sea más llevadera.

    Un abrazo fuerte y sororo

    Teresa

    Reply
    • Tere, es un gusto tenerte pululando por Singulares. Gracias a ti.

      Reply
  3. Felicidades !!!!
    Estoy segura de que vendrán más aniversarios productivos y ” balsámicos”, para muchas de las personas que os seguimos.
    Os deseo que la mejor de las energías positivas os siga impulsando
    Un abrazo

    Reply
    • Gracias, Carmen. Un abrazo.

      Reply
  4. Muchas felicidades a ti por crear Singulares, un espacio que invita a pararse, mirar y vivir con los pies en la tierra.
    Besitos

    Reply
    • Patri, echo de menos tu presencia en Singulares. Besos.

      Reply
  5. Feliciades Graciela por crear un espacio tan necesario para la vida ¡no sabes cuánto lo echo de menos! Por muchos años más de Singulares ¡salud!

    Reply
    • Gracias, Lupe, por las felicitaciones y por todo el apoyo. Te echo de menos por Singulares.

      Reply

Escribe un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 4 = 4