¡Fin de Etapa!

¡Fin de Etapa!

Singulares tiene diez años, abrió sus puertas el 7 de septiembre de 2011.

Han sido años muy dispares y variopintos, llenos de amor y sobresaltos, de encuentros y dificultades, de deseo e imprevistos, de vida y más vida.

Siempre he pensado que una década de andadura sería un momento adecuado para celebrar todo lo vivido con una gran fiesta. Pero la rotundidad de mi cuerpo se ha impuesto y no será posible dicho encuentro porque mi salud no me lo permite.

He decidido cerrar este espacio para centrarme en mi recuperación.

La pena por este impasse disminuye cuando recuerdo que Singulares no es un local sino un proyecto que está revoloteando en mis entrañas. Por ello, confío que más pronto o más tarde volverá a encontrar una via, una forma, un recoveco para mantenerse vivo.

No quiero despedirme sin agradecer a quienes habéis estado ahí confiando, aprendiendo, compartiendo, creando, enseñándome, sosteniendo, pensando, sintiendo. Os tengo en mi corazón.

¡Hasta que pueda ser!

 

8 Comments

  1. Gracias por estos años, tu espacio facilitó mi taller y siempre lo voy a recordar. El proyecto es maravilloso y estoy segura de q volverás cuando tu recuperación te lo permita. Un abrazo fuerte y gracias por todo

    Reply
    • Gracias, Gema, por tus palabras y por tu confianza. Un abrazo.

      Reply
  2. Querida Graciela ahora lo importante es centrarte en tu salud, pero celebraremos el décimo aniversario y otros más, porque seguro que encuentras el recoveco para continuar un proyecto tan amoroso e ilusionante.

    Reply
    • Pepa, deseosa estoy de celebrar esta década contigo recordando todo lo que has aportado a este espacio. Un abrazo hondo.

      Reply
  3. Gracias por crear un espacio de seguridad, confianza, emoción y sabiduría que nos permitiera estar, ser y compartir con y como personas. Lo mantendré siempre como referencia.
    Estamos y somos.
    Gracias.

    Reply
    • Gracias a ti, Rubén, por participar con tu presencia y singularidad. Besos.

      Reply
  4. Estimada Graciela,

    Gracias!!!

    En esta palabra se concentran mi afecto, mi agradecimiento por lo mucho que has aportado a mi mochila de vida, mis mejores deseos para tu recuperación, mi energía positiva con la que cuentas de forma indefinida.

    Hasta que se pueda,
    SÍ,
    porque se podrá.

    Unha apertiña moi garimosa.
    Carmen Q.

    Reply
    • Hola, Carmen. Gracias por seguir ahí. Y ojalá sea cierto que se podrá. Besos.

      Reply

Escribe un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

58 − 48 =