La vida que nos queda

La vida que nos queda

Este pasado mes de junio ha sido el más caluroso que se ha registrado en nuestro planeta. En 2018, el 1 de agosto ha sido el día en el que hemos usado todos los recursos naturales que el planeta es capaz de regenerar en un año, de modo que gran parte de los recursos con los que contamos para mantener nuestras vidas están agotándose año tras año. Y aquí estamos, a puertas de un colapso que nadie parece querer remediar.

Todo ello se sostiene bajo la fantasía de un crecimiento económico infinito y de que podemos volver a los tiempos ‘antes de la crisis’, fantasía que no hace más que afianzar el monstruo y solo puede sostenerse con un proyecto en el que no cabemos todas y todos simplemente porque no hay para tanto.

Quizás, la consciencia de que aquí no cabemos todas y todos si queremos seguir como estamos explique el auge de los fascismos. Para que quepamos todas y todos y para que nuestra supervivencia sea viable en la faz de la Tierra es necesario otro proyecto político, otro tipo de organización, otras prioridades, otra relación con la naturaleza, otra relación con las y los demás, otra forma de vivir y de consumir, otra forma de producir y de alimentarnos. Como dice Greta Thunberg, este giro es urgente porque ‘nuestra casa está en llamas’.

Con todo esto en la cabeza y a puertas del descanso veraniego, pienso que las vacaciones puede ser un tiempo para imaginar y ensayar una forma de vida más placentera a la vez que más austera, más próxima a nuestro lugar habitual de residencia a la vez que más generosa con el conjunto de habitantes del planeta, más pausada a la vez que más profunda, más realista a la vez que más rebelde con ese gran poder que persiste en llevarnos hacia el abismo, con más presencia y más sentido.

Sé que esto no es suficiente para el enorme reto que tenemos entre manos, aunque sí necesario.

¡Buen verano!

Foto: autorretrato en Madrid Río.

 

2 Comments

  1. Muchas gracias por compartir tu reflexión y tu propuesta, tan necesaria.

    Un abrazo

    Reply
    • Cierto.¿Seremos capaces?. ¿Estamos en disposición de comprometernos?…
      Feliz verano inolvidable amiga.
      Apertas garimosas

      Reply

Escribe un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 4 = 1